Además de aprender a cocinar el Risottazo, emblema de Ovejas Negras Tapas, los participantes cocinarán un risotto de espinacas con gorgonzola y risotto de calabacín, gambón y albahaca

El mes de junio, sin duda, es el mes de los finales de curso.

A las puertas del verano, las actividades que han acompañado durante meses anteriores se toman un descanso para volver tras el verano con mucha más fuerza. Este es el caso de los talleres de la Cocina Experimental de Ovejas Negras Company.

El próximo martes 26 de junio los risottos ofrecerán el mejor de los fines de fiesta con tres recetas entre las que se encuentra el emblemático RIsottazo de Ovejas Negras Tapas.

El secreto del Risottazo en la Cocina Experimental de Ovejas Negras

El taller se iniciará con un llamativo risotto de espinacas, gorgonzola y nueces. El queso gorgonzola, propio de la región milanesa, aporta una característica cremosidad además del sabor de este queso azul italiano.

Por su parte, las espinacas bien trituradas, suman un potente color verde para no dejar indiferente a ningún comensal. La presencia de las nueces, también trituradas, son el puntito que todo el mundo sabe que está pero sin tomar protagonismo excesivo.

Quien sí va a ser el protagonista indiscutible en el segundo plato es el gambón. El marisco con arroz siempre es un acierto si bien hay que saber cuál es su punto exacto de cocción.

En la Cocina Experimental lo saben más que de sobra y quieren enseñarlo en este plato que, además, lleva calabacín. La sorpresa del plato está al catar, pues este risotto de calabacín y gambón incorpora el toque fresco de la albahaca para hacer del risotto una opción perfecta para el verano.

Risottazo de Ovejas Negras Tapas

El broche de oro lo ofrecerá el esperado Risottazo de Ovejas Negras Tapas. De este modo, los comensales conocerán de primera mano la receta secreta del risotto más canalla y famoso de toda Sevilla. A base de boletus, la clave de este risotto está en el tomate fresco a modo de topping. El Risottazo guarda otro secreto, el punto exacto del arroz del buen risotto italiano: ni muy caldoso ni sin que forme una masa. El arroz tiene que “bailar una lenta” en el plato.

El de risottos es un taller con el que aprender, cenar y disfrutar de una cena temática muy diversa en la mejor de las compañías. Como siempre, los talleres serán impartidos por el chef residente, Carlos Escuín, y contarán con los consejos nutricionales de Javier García Pereda, dietista-nutricionista y tecnólogo de los alimentos.

El de risottos, último taller de la temporada, que se retomará en septiembre

En el último año han sido numerosas las propuestas culinarias de talleres en Cocina Experimental.

Desde los más exóticos, como el de ceviches, el de ramen, el de cocina del sudeste asiático o cocina thai pasando también por los talleres más prácticos: cocina para perezosos, cocina de latas y botes en 20 minutos o de tuppers saludables.

Los talleres, perfectos para una noche en compañías, también han presentado menús para San Valentín o para hacer un brunch. Algunos de ellos, como el de risottos, han tenido tan buena acogida que incluso ha sido necesario volver a editarlos hasta en tres ocasiones.

De esta manera, Ovejas Negras compone una propuesta de ocio diferente para el último martes noche del mes y pone cierre a una serie de talleres desarrollados a lo largo de todo el año. Ya en septiembre, Ovejas Negras Company retomará la oferta con nuevas experiencias gastronómicas para dejar con la boca abierta (y el estómago lleno) a todos los asistentes.

Las Cenas a Cuatro Manos, también se van de vacaciones

Al igual que sucede con los talleres de cocina, Ovejas Negras también da unos días de descanso a sus Cenas a Cuatro Manos de los jueves. Tras el verano, las experiencias culinarias combinadas volverán de la mano de Carlos Escuín y de los chefs más reputados del momento, tanto a nivel nacional como internacional.

Este año han sido muchas las manos que han pasado por las cenas. Fierro trajo desde Valencia su cocina mediterránea aliñada con el toque personal de Germán Carrizo y Carito Lourenço.

A las propuestas cocteleras del prestigioso David Ríos Ovejas Negras le puso un toque canalla con tapas al más puro estilo de la casa. Con Maquila, además de una cocina mano a mano con los chefs, se degustaron las cervezas artesanas SON de la taberna Sevilla de moda.

También pasó por Cenas a Cuatro Manos la cocina andaluza viajera de Back Marbella, llena de contrastes en texturas y estimulantes sabores. Besana Utrera, Tradevo, Taberna El Alabardero, Casa Marcial y sus dos Estrellas Michelin… hasta llegar a una Cena a Seis Manos con Jorge Manfredi del restaurante DMercao y el chef Javi Abascal de Lalola Taberna Gourmet.

Esta pausa veraniega servirá a Ovejas Negras para investigar nuevas mezclas de sabores, conocer otras maneras de cocinar y, como ellos mismos dices, “recolectar batallitas que contar en las cenas”.

Unas cenas que volverán a sorprender ya en septiembre.

Los comentarios están cerrados

A %d blogueros les gusta esto: