Seis meses después de los devastadores terremotos que sacudieron México, RIU Hotels & Resorts ha logrado con su contribución a UNICEF la creación de 100 aulas temporales y la vuelta a las actividades escolares de 4.000 niños mexicanos de los estados de Chiapas y Puebla.
Asimismo, esta colaboración ha logrado la formación de manera directa a un total de 204 docentes que, siguiendo el esquema de réplicas diseñado por UNICEF con los estados, ha llegado a más de 1,020 docentes.
Los sismos registrados el 7 y 19 de septiembre de 2017 en México afectaron gravemente a más de 10.000 escuelas ubicadas en los estados de Ciudad de México, Chiapas, Morelos y Puebla.
Es en estos cinco estados donde UNICEF ha priorizado su actuación, ya que concentran una población infantil de aproximadamente 7 millones. Ante esta trágica situación y para paliar las necesidades más urgentes dirigidas a la infancia en materia de educación y protección, RIU Hotels decidió donar 400.000 dólares a UNICEF.
Esta ayuda se destinó a la construcción de 100 aulas provisionales, así como para la dotación de mobiliario y utensilios necesarios para los alumnos y maestros, un kit denominado “Escuela en una maleta”o “School in a box” de los cuales también se han repartido 100 unidades.
La ayuda de RIU ha garantizado que 4.000 niños, niñas y adolescentes puedan continuar estudiando mientras se reconstruyen las escuelas dañadas.
Lo más importante es que los niños han podido reanudar su educación de inmediato, en buenas condiciones y con garantías de seguridad e higiene.
Además de estos espacios de aprendizaje temporales, los fondos han servido también para ofrecer capacitación directa a 204 maestros en apoyo psicosocial, que han podido ayudar a los niños con secuelas psicológicas tras la tragedia. Un modelo que a su vez ha sido replicado en 1.020 profesionales de la educación.
La amistad de RIU Hotels con México comenzó 21 años atrás con la apertura del primer hotel de la cadena en Riviera Maya, el Riu Yucatan.
Hoy RIU cuenta con 18 hoteles en México y por su enorme compromiso y cariño hacia el país, tras el terremoto la cadena se puso a trabajar de inmediato con el fin de ayudar a paliar el sufrimiento de las personas afectadas y en especial de los niños, que son siempre los más vulnerables ante los desastres naturales y emergencias.
Tras estudiar diversas opciones, RIU se decidió a trabajar con UNICEF por su dedicación a la infancia, que es la línea de actuación prioritaria de la acción social de RIU, por haber trabajado juntos en otras emergencias y campañas.

Los comentarios están cerrados

A %d blogueros les gusta esto: