La presidenta de la Junta, Susana Díaz, ha destacado que las exposiciones que forman parte de la celebración del Año Murillo, con el que se conmemora el cuarto centenario del nacimiento del pintor sevillano, han alcanzado ya los 600.000 visitantes y preven superar “todas las previsiones” que se habían marcado en un principio el Gobierno andaluz y elAyuntamiento de Sevilla.

Durante la inauguración en el Hospital de la Caridad de Sevilla de la exposición ‘Murillo cercano. Miradas cruzadas’, Susana Díaz ha detallado además que la muestra ‘Murillo y los Capuchinos de Sevilla’, que permanece abierta desde el pasado 27 de noviembre en el Museo de Bellas Artes, ha recibido en torno a 260.000 visitantes.

A las exposiciones que han compuesto la programación del Año Murillo se suma la inaugurada por la presidenta en el Hospital de la Caridad de Sevilla, que muestra dos lienzos del artista, el ‘Milagro de Moisés haciendo brotar el agua de la roca’ y el ‘Milagro de la multiplicación de los panes y los peces’, tras su restauración por el Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico (IAPH) y que ofrece la “experiencia única” de poderlos contemplar a la altura de la visión humana.

Susana Díaz ha señalado que “platos fuertes” como esta nueva exposición vienen a completar los “hitos potentes” del Año Murillo y posibilitarán que se superen las previsiones iniciales.

Los cuadros que se exponen al público en esta muestra, ambos Bienes de Interés Cultural, han sido restaurados por el IAPH gracias a un convenio firmado por la Consejería de Cultura, laFundación bancaria La Caixa y la Hermandad de la Caridad. La intervención ha supuesto una inversión total de 240.026 euros, de los cuales 131.837 han sido aportados por la Fundación bancaria La Caixa, 93.189 euros del IAPH (dependiente de la Consejería de Cultura) y 15.000 de la Hermandad de la Caridad.

Los lienzos podrán verse desde el 31 de marzo, de lunes a domingo, en la Sala de Exposición Temporales del Hospital de la Santa Caridad de Sevilla, con una particularidad: la exposición mostrará las obras restauradas como nunca han sido expuestas. Y es que Murillo las proyectó para su colocación a seis metros de altura en los muros del presbiterio de la Iglesia de la Caridad, donde se encontraban hasta su restauración, y ahora será posible la contemplación a la altura de la visión humana de sus extraordinarios detalles artísticos.

La intervención sobre estos dos lienzos en los talleres del IAPH, que se ha prolongado durante un año, ha contado con un programa de visitas guiadas, concertadas y gratuitas, por el que pasaron casi 5.000 personas y con el que se ha pretendido acercar la restauración de los dos lienzos al público y mejorar la conciencia colectiva de la conservación y preservación del patrimonio histórico.

Características de las obras y su restauración

Los dos cuadros, ambos de iguales dimensiones (333 x 550 centímetros aproximadamente), son óleos sobre lienzo con marco de madera tallada y dorada. La intervención del IAPH ha permitido mejorar la apreciación e interpretación formal de las obras, logrando un resultado estético acorde a su gran valor patrimonial y sus características materiales.

Así, se ha actuado sobre los elementos degradados realizando acciones curativas, incidiendo en las causas del problema más que en los efectos y limitando la actuación al mínimo, para garantizar su seguridad y perdurabilidad.

Los comentarios están cerrados

A %d blogueros les gusta esto: