En 1977 los hermanos Francisco y José Bruñó fundan la marca Hermanos Bruñó bajo una premisa muy clara: buscar la excelencia en el producto.

Dos décadas después, con la llegada de la segunda generación a la gestión, la empresa valenciana aumenta la producción en un 40%, ampliando exportaciones a los países escandinavos a Francia o Italia, entre otros. En algunos productos el mercado exterior supone el 80% del negocio.

El 90% del producto está certificado por GlobalG.A.P –una normativa internacional para la producción segura y sostenible, con el fin de beneficiar a los productores, minoristas y consumidores en todo el mundo–.

La marca Bruñó ha evolucionado apostando por la innovación en todos los procesos. Así se han especializado en el melón y han elevado a la máxima categoría la variedad “Piel de Sapo”, aunque entre sus productos también podemos encontrar sandías, naranjas, mandarinas y clementinas.

Banner - Gastronomía y Moda - Gastronomía

El más destacado de su colección es el “Melón 5 estrellas”, que procede de una selección del mejor producto recolectado en el momento óptimo de maduración.

Además, Bruñó preserva la fruta en condiciones idóneas de almacenamiento. La selección pieza a pieza, asegura, además, una excelente calidad. Cada parte del proceso está encaminada a conseguir un melón dulce, jugoso y con una vida lo más larga posible: “el melón perfecto”. Se trata de ofrecer un melón piel de sapo con un sabor auténtico, procedente de las mejores huertas o campos.

El Ayuntamiento de Huelva promociona en Madrid el flamenco y la gastronomía - Gastronomía y Moda

La búsqueda constante de la perfección ha consistido, para Frutas Bruñó, en mejorar las condiciones de cultivo, los nuevos modelos de packaging o la producción de nuevas variedades como el melón Ecológico o el Mini.

Para más información sobre la marca: frutasbruno.com

Comments are closed.