Los minimenús creativos ofrecidos por los establecimientos hosteleros participantes en la III Ruta de la Tapa de la localidad cordobesa de Iznájar celebrada los fines de semana 23 y 24 de septiembre y 30 de septiembre y 1 de octubre han tenido una excepcional acogida entre los visitantes y vecinos de la subbética cordobesa alcanzándose casi un total de 9.000 tapas vendidas aproximadamente. Una cifra muy positiva para estas seis jornadas gastronómicas que, organizadas por el ayuntamiento de Iznájar y la Asociación de Turismo de Iznájar, tienen como objetivo dar a conocer la gastronomía iznajeña a través de minidelicatessen originales y motivar a los establecimientos de la localidad cordobesa para que mejoren aún más su nivel culinario.

Cada uno de los nueve restaurantes participantes elaboraba una propuesta gastronómica formada por dos tapas saladas y una dulce. Miniplatos entre los que se podían degustar el Carbón de pollo con patatas paja, Carrillada Ibérica sobre pan de cristal o Fritada de pulpo con rollito relleno, como tapas saladas, y, Sour Jar Drácula, Tarta de chocolate blanco con queso o Delicia de bizcocho casero con salsa de frutas, entre las dulces.

Además de degustar estas minidelicatessen, los asistentes tenían la difícil tarea de elegir La Mejor Tapa y La Mejor Tapa Dulce, basándose en la calidad, presentación e innovación. Tras finalizar este evento y realizar el recuento, la tapa más votada ha sido el Bacalao gratinado (Cafetería Las Nubes) y la Bola de helado frito (La Abuela María Bar 4 Esquinas), en la categoría de dulce. Por otro lado, un jurado profesional se ha encargado de valorar la que sería considerada como la Mejor Tapa de Innovación y que ha resultado ser el Solomillo relleno (Restaurante El Charcón II).

El alcalde de Iznájar, Lope Ruiz, ha valorado esta nueva edición gastronómica de la III Ruta de la Tapa “como muy positiva tanto para los establecimientos participantes como para todos aquellos que se han acercado hasta Iznájar para recorrer nuestra Ruta de la Tapa. Asimismo, cabe destacar el altísimo nivel alcanzado este año por los establecimientos de nuestro pueblo, demostrando que podemos dar a conocer la gastronomía más tradicional mediante propuestas culinarias completamente innovadoras”.

Esta Edición de la Ruta de la Tapa ha contado como novedad con una Masterclass impartida por Antonio Organero, Chef del Hotel Gran Lujo La Bobadilla (Loja-Granada). Acompañado de dos miembros de su equipo de cocina, Francisco Guerrero y Cristóbal Amaya, descubrieron en vivo los secretos de elaboración del Cordero Lojeño y Tintilla de Rota y el Arroz meloso con espirulina y langostino, de una de las cocinas más prestigiosas de España.

Los comentarios están cerrados

A %d blogueros les gusta esto: