Gastronomía

El comercio mantendrá la distancia mínima de 1,5 metros y dispondrá un aforo máximo del 75%

Los establecimientos, con independencia de su tamaño, podrán ofrecer todos los días servicios de entrega a domicilio y de recogida de la compra en zonas reservadas

El sector comercial deberá continuar aplicando a partir del lunes 22 de junio, cuando finalice el estado de alarma, una serie de medidas preventivas de salud pública para minimizar el riesgo de nuevos contagios por Covid-19.

Entre las más significativas, destacan el mantenimiento de la distancia física en un metro y medio y el control del aforo, que con, carácter general, no podrá superar el 75% de la capacidad autorizada. Todas estas exigencias se incluyen en una orden de la Consejería de Salud y Familias que regula las directrices marcadas en todos los ámbitos de actividad a adoptar en Andalucía en la nueva etapa que se abre a partir del 22 de junio.

Distancia mínima

Los establecimientos, con independencia de su superficie, estarán obligados a garantizar una distancia mínima de un metro y medio entre clientes y entre estos y los trabajadores. Su cumplimiento podrá implicar la limitación del aforo, que estará debidamente señalizado y que no podrá exceder el 75% de la capacidad permitida. Si no se pudiera mantener la distancia de seguridad se adoptarán las medidas higiénicas adecuadas. La distancia de seguridad interpersonal de un metro y medio tendrá que estar señalizada con marcas en el suelo, balizas o cartelería.

Si el local dispone de dos o más puertas, se establecerá un itinerario de entrada y otro de salida para evitar aglomeraciones. En la entrada se deberá poner a disposición del público dispensadores de geles hidroalcohólicos. La limpieza y desinfección de las instalaciones se realizará al menos dos veces al día y en cada cambio de turno y se podrá realizar una pausa en la apertura para llevar a cabo estas tareas. En los aseos del establecimiento esas labores se reforzarán cuando esté permitido su uso por clientes, visitantes o usuarios.

Por otro lado, se facilitarán formas de pago y recepción del producto sin contacto. En el caso de establecimientos del sector comercial textil, los probadores deberán ser utilizados por una sola persona y se desinfectarán tras su uso. Además, se higienizarán las prendas probadas y no adquiridas, así como las devueltas. Asimismo, se exigirá a los clientes el uso de mascarillas, y en su caso, de guantes desechables para la manipulación de productos no empaquetados en autoservicio.

También en los centros comerciales se aplicarán las medidas de distancia física, la diferenciación entre la entrada y la salida y el uso limitado de ascensores que permitan cumplir con el distanciamiento social, entre otras. En materia de limpieza, las instalaciones deberán someterse a tareas de desinfección, al menos, dos veces al día, debiendo realizarse una de ellas obligatoriamente entre la finalización de la jornada de apertura y el inicio de la siguiente.

LOS ENMASCARADOS, un nuevo movimiento solidario - Gastronomía y Moda

Servicios de entrega a domicilio o de recogida

Por otro lado, todos los días de la semana, los establecimientos comerciales minoristas, con independencia de su tamaño, podrán ofrecer servicios de entrega a domicilio o de recogida de la compra en las zonas habilitadas para ello, siempre que la misma se encuentre fuera de la superficie útil de exposición y venta al público, y se observen las medidas de salud e higiene entre persona empleada y consumidora. Esta modalidad denominada ‘Click and Collect’ ya se implantó en Andalucía durante el estado de alarma, de forma que continuará sin cambios a partir del lunes 22 de junio.

En cuanto a la venta automática, el titular de las máquinas expendedoras deberá asegurar el cumplimiento de las medidas de higiene y desinfección adecuadas tanto de las máquinas como de los establecimientos y locales.

En el caso de los mercadillos que se celebren en la vía pública al aire libre o de venta no sedentaria, los ayuntamientos serán los competentes para adoptar las medidas preventivas que aseguren la distancia mínima de un metro y medio entre personas y entre los puestos, y las relativas a la limitación del aforo y el control del acceso de clientes. En ese caso, los consistorios podrán aumentar la superficie destinada a esta actividad o autorizar nuevos días para el ejercicio de la misma para compensar esta limitación.

También se delimitará un acceso para la entrada de público y otro distinto para la salida del recinto y se realizará la vigilancia oportuna del espacio para el cumplimiento de dichas normas y evitar concentraciones de personas. Asimismo, se reforzarán las condiciones de limpieza de aseos, probadores y zonas comunes, estableciéndose turnos de entrada.

Comments are closed.

Abrir chat
1
Hola 👏🏻 ¿En qué puedo ayudarte?