La hamburguesa especial del mes de febrero en Timesburg se llama La Braseada, una burguer que se destaca por su intenso sabor a brasa y el dulzor que le aporta la cebolla confitada al vino de manzanilla, con guiños a dos clásicos de temporada como las alcachofas (encurtidas) y los calçots (a la parrilla), estos últimos muy presentes en la cocina catalana por estas fechas.

Cebolla confitada al vino de manzanilla, calçots a la parrilla, alcachofas encurtidas, mayonesa de oliva negra y canónigos son los ingredientes que acompañan los 200gr de vacuno de la última propuesta de Timesburg para este mes de febrero: La Braseada, una burguer ideal para flexiterianos que además de ser muy jugosa y nutritiva por toda la cantidad de verduras que incluye, está muy buena.

Alcachofas y calçots, dos productos de temporada en La Braseada

A destacar en esta hamburguesa, la presencia de alcachofas y calçots. Las primeras se componen principalmente de agua y son ricas en magnesio, calcio, hierro y potasio, o sea, perfectas para una dieta de adelgazamiento, ya que además de ser bajas en calorías, son digestivas, diuréticas y depurativas. España es el segundo país que más las consume de Europa, ya sea en conserva, frescas o congeladas. Su parte más valorada, el corazón, se recubre de hojas que lo protegen y preservan, y es sin duda lo más utilizado en cocina. Las consumimos al horno, fritas y cocidas principalmente, pero pocas veces las vemos en una hamburguesa, algo que también hace especial a La Braseada de Timesburg, presentada sobre la carne en su forma encurtida, añadiéndole un toque fresco y de campo rematado con los calçots, un producto típico de la gastronomía catalana, que se sirven también aquí a la parrilla.

Alcachofas y calçots en La Braseada, lo nuevo de Timesburg - Gastronomía y Moda

Esta antigua tradición de las calçotadas es casi una religión en Cataluña, sobre todo en la provincia de Tarragona (Valls, donde se consumen además con diferentes carnes y butifarras). Se trata de tiernas cebollas que parecen puerros, con una elaboración sencilla pero laboriosa, hasta conseguir el objetivo de carbonizar su parte más blanca a la parrilla, envolverlos en papel de periódico y una vez introducidos en bolsas, dejar que terminen de “hacerse” en ellas.

Enlace relacionado: www.timesburg.com

No se puede comentar.