Publica tu contenido en gastronomía y moda

José Antonio Matz Quintano (IG: @j.a.matz). ¿Porque no me dirás que llevas todo el verano a base de sopa juliana y pollo a la plancha? ¿A quién quieres engañar? Te aseguro que a mí, no. Porque yo sé que has pecado más que Richard Chamberlain en el tercer capítulo del pájaro espino. ¡Pero si se ha comentado en Chipiona que las raciones de pimientos fritos llevaban ya tu nombre tatuado en cada uno de los pimientos!

Aún así tienes suerte y te vas a librar de la reprimenda. Este verano de 2022 que toca a su fin ha sido un verano en el que hemos vuelto a vivir. Un verano en el que la tan soñada normalidad ha vuelto a hacer acto de presencia en playas y montañas, en el que las mascarillas ya no nos han impedido ver la sonrisa pintada en caras de propios y extraños. Un verano especial, que recordaremos toda la vida.

¿¿Y qué ha pasado??

Pues que esa “normalidad” nos ha traído un millón de momentos, de cervecitas, de tintos, de blancos, de arroces a la orilla del mar y de mil cosas más que omito por temor a mi nutricionista (y aprovecho para aclararle que si alguna vez hablé de gintonics, lo hacía como recurso literario, porque yo no bebo nada de nada).

Retomando el tema, al volver a casa he advertido marcadas turgencias en mi estilizada fisonomía que ansío perder de vista a la mayor brevedad (seguro que no es tu caso, y que estás más ideal que Farrah Fawcett el día del casting).

Todas las mañanas rehúyo la mirada que sé que me echa mi romana, desde su guarida, ubicada tras el lavabo del cuarto de baño. Me da miedo que me haga ojitos y me dé por subirme a ella (nooooo, vade retro Satanás). No podría superar esa cifra que aparecería en la pantalla (o lo mismo ni eso, simplemente haría crack y adiós muy buenas).

Banner Prefortia - Gastronomía y Moda

Sólo verduras y proteínas

Así que he decidido estar unos días a base de comida sana. Sólo verduras y proteínas. Con un poco de carbohidratos, de los buenos. Es decir, cero ensaladilla. Cero solomillo al roquefort. Y cero cerveza. Se me parte el alma solo de pensarlo. Pero hay que ser fuerte…“Arriba el Xilitol” que decía Javier Krahe en su canción “La Yety” (anda, entra en Spoty y la buscas).

Todo muy de la polinesia, pero con un toque andaluz

Retomemos el hilo, que me pierdo más que el alambre del pan de molde. Todo esto es para decirte que los próximos días comeré ensaladas de pescado. Divertidas, frescas, sanas, y sobre todo, sencillas y rápidas de preparar.

Un Poke Hawaiano, un Ika Mata de las Islas Cook, u Kokoda de las islas Fiyi y un Oka típico de islas Samoa. Todo muy de la polinesia, pero con un toque andaluz.

¿Te lo vas a perder? Dale a me gusta a esta publicación y subo un reel por cada una de las recetas.

Os dejo una foto del primer poke que me hice ayer, para ir calentando motores. ¿Apetece, verdad?

Un saludo a tod@s

Publicaciones relacionadas, pulsa AQUÍ.

No se puede comentar.