Publica tu contenido en gastronomía y moda

La primavera ya está aquí y con ella una temporada de boda nunca antes vista. Con los mismos colores elegantes y alegres que caracterizan a esta época del año, las invitadas apuestan por los vestidos lisos, los más destacados en las colecciones de fiesta de 2022.

Las firmas españolas se decantan por este estilo por la versatilidad que ofrece, acompañado siempre de buenos complementos que sean capaces de captar todas las miradas. El ‘made in Spain’ está de moda y por eso son cada vez más las convidadas que apuestan por el diseño español y su calidad.

Atemporales y polivalentes, las propuestas de esta temporada recurren a los volúmenes y a los detalles más elegantes: volantes, mangas abullonadas, mangas farol, plisados, plumas, pedrería y aplicaciones. Los tocados regresan en clave ‘retro’, con pamelas sencillas, platos con plumas, creaciones de terciopelo y diademas con redecilla.

Todos estos ingredientes están presentes en ‘Al Sur’, una producción con looks de invitada y de novia fotografiada en la sevillana Hacienda Al-Baraka. Las firmas Carmen Alba, Veneno en la piel, Cayetana by Condes y Victoria Victim se complementan con los accesorios de Acus Complementos, Masario, Cucadas de Ana y Occeanis. Un trabajo capitaneado por Estrella Albendea con Historias que empiezan con un sí, Eu Moda, Gabriela Moreno y Beatriz Garrido en el equipo. Inspirado en la siguiente historia:

Cuando llegaba la primavera, Ana solo podía imaginarse en un lugar, en un rincón al sur del sur. Ella todo lo quería vivir en Andalucía. Era el rincón en el que había nacido y crecido, del que era su familia y al que había tenido que renunciar para buscar un futuro en su profesión. Pero cuando llegaba la estación de las flores ponía su mirada en Córdoba y sus patios, en Sevilla y sus fiestas, en Granada y sus cruces, en las luces de Cádiz y Huelva, en el sabor de Málaga, en la tranquilidad de Jaén y Almería. Este año, además, visitaría cinco de las ocho provincias, porque le esperaban bodas muy especiales durante esa época del año. Allí coincidiría con sus amigas, con las que siempre merecía la pena estar y allí volvería a preguntarse: ¿cuándo podré regresar?

No se puede comentar.