Con esta pregunta comienza la última publicación de Mónica Sánchez del Monte, subdirectora de Gastronomía y Moda en su cuenta de Instagram: @m_sdelmonte.

Ante la fatídica aparición de la COVID, Del Monte recuerda esos momentos en el parque de El Retiro, donde, de manera tranquila y relajada se disfrutaba de la lectura, de paseos, de picnear (de picnic), hacer deporte, citear (de citas), posturear (de foto para IG), bailotear los tardeos de Florida…

Con esta publicación y esta reflexión, y ante la situación actual, da cuenta de numerosos detalles que cada día nos pasan por la cabeza y el valor que sin duda tienen esos detalles… “imagino que todos echamos de menos costumbres y rutinas que ahora parecen sueños o privilegios”.

Mónica finaliza la publicación dejando una pregunta a la que seguro que tienes más de una respuesta… ¿Me cuentas que echas de menos?

Esperemos que pronto podamos disfrutar de esos momentos y detalles, que como bien relata nuestra subdirectora, ahora más parecen “sueños o privilegios”.

Parque de El Retiro – Madrid

¿Os acordáis cuando íbamos al parque de El Retiro? Mónica Sánchez del Monte- Gastronomía y Moda
Mónica Sánchez del Monte en una imagen de archivo en El Palacio de Cristal.

Con 125 hectáreas y más de 15000 árboles, el parque de El Retiro es un remanso verde en el centro de Madrid. Especial atención merecen algunos de sus jardines: el jardín de Vivaces, los jardines de Cecilio Rodríguez (jardines clasicistas con aires andaluces), los jardines del Arquitecto Herrero Palacios, la Rosaleda (colección de rosas) y el Parterre Francés con el ahuehuete, el árbol más antiguo de Madrid, del que se dice que podría tener alrededor de 400 años.

No es solo uno de los pulmones de Madrid, sino que ofrece también cultura, ocio y deporte a madrileños y visitantes. Entre sus elementos arquitectónicos e históricos más importantes se encuentran: el Estanque Grande que ofrece varias actividades, como barcas de remo, barco y aula solar y la Escuela Municipal de Piragüismo, dirigida a niños y jóvenes entre 7 y 17 años, el Palacio de Velázquez y el Palacio de Cristal, ambos utilizados actualmente como salas de exposición.

El Palacio de Cristal, pabellón romántico creado para dar cabida a una muestra de plantas exóticas en la Exposición de Filipinas de 1887, es uno de los principales ejemplos de la arquitectura del hierro en España.

Además, El Retiro alberga esculturas y fuentes notables como son el monumento a Alfonso XII, proyecto del arquitecto José Grasés Riera -con un mirador desde el que disfrutar de unas bellas vistas de la ciudad- o el reservado de Fernando VII, situado en la esquina de las calles O’Donnell y Menéndez Pelayo. Este último incluye la Casa del Pescador, la Montaña Artificial y la Casa del Contrabandista (que ahora acoge Florida Retiro, un moderno multiespacio dedicado al ocio y la hostelería que durante años albergó la antigua sala de fiestas Florida Park), que le confieren un aire romántico.

Destacan además, la estatua de El Ángel caído; única escultura en el mundo que representa al diablo, la fuente de los Galápagos, que conmemora el nacimiento de Isabel II, la sorprendente Ermita de San Pelayo y San Isidoro, el Bosque del Recuerdo, en homenaje a las víctimas de los atentados terroristas sucedidos en Madrid el 11 de marzo de 2004, y el Teatro de Títeres, un teatro único en Europa con programación estable todos los fines de semana.

Para pasear, hacer deporte… y mucho más

El Retiro es uno de los sitios favoritos, por turistas y hogareños, para ir a pasear y para practicar deportes, sobre todo, el running y el patinaje. Si vas con niños, puedes disfrutar con ellos de una de las muchas áreas de juego del Parque.

El Centro deportivo Municipal La Chopera, la Biblioteca Pública Municipal Eugenio Trías y el Centro Cultural Casa de Vacas son otros de los lugares a tener en cuenta durante este recorrido por el Retiro, y si te apasiona la botánica, no dejes de visitar el ahuehuete, quizás el árbol más antiguo de Madrid.

Se dice que está allí desde 1630 y se trata de una especie muy exótica que tiene la particularidad de que no pierde las hojas todos los años, sino sólo algunos. Se cuenta que durante la Guerra de la Independencia contra los franceses, fue uno de los pocos ejemplares que se salvó entonces en el Parque, tomado por los franceses como cuartel general. Al parecer los soldados de Napoleón decidieron instalar entre las ramas del enorme árbol un cañón, y desde allí disparaban.

En los alrededores puedes alquilar una bicicleta, para disfrutar del Parque sobre ruedas. Y si buscas un lugar para hacer una ‘parada técnica’, puedes tomar un descanso en uno de sus quioscos o terrazas.

En el Parque del Retiro se celebran además, eventos tan emblemáticos, como la Feria del Libro o los fuegos artificiales de San Isidro.

Fotografías: Perfil en Instagram de Mónica Sánchez del Monte: @m_sdelmonte.

Comments are closed.