El elevado número de personas que concentra la Semana Santa de Sevilla genera como contrapartida una gran cantidad de residuos.

Para garantizar la limpieza, la empresa municipal Lipasam dispondrá de un servicio especial conformado por 274 vehículos y 749 trabajadores, que se suma al dispositivo (limpieza diaria, recogida de residuos, servicio de talleres e inspección) desplegado durante la Cuaresma y al que será necesario tras la propia Semana Santa.

Lipasam ha contratado a 307 trabajadores para este dispositivo especial, con el objetivo de mantener la limpieza en las zonas de influencia de los itinerarios de procesiones.

Se emplearán diferentes tipos de tratamientos intensivos, con un alto nivel de mecanización y con refuerzos y aumentos de frecuencia necesarios para mejorar la eficacia y la calidad de los servicios.

La empresa municipal señala, asimismo, la importancia de la responsabilidad de la ciudadanía con la limpieza. Por tal motivo repartirá más de 50.000 bolsas de residuos y ‘pipeleras’ para las cáscaras de pipas que algunas personas habitualmente tiran al suelo mientras esperan el paso de las procesiones.

Se trata de una bolsa de papel de doble seno que permite colocar la bolsa de pipas y depositar las cáscaras, de modo que pueda tirarse cómodamente a una papelera para evitar ensuciar el suelo.

Limpieza de cera

Una de las tareas más importantes y laboriosas para la empresa de limpieza será, un año más, la retirada de la cera, tanto en la Carrera Oficial como en el área de influencia de los itinerarios de las distintas Hermandades.

La retirada del pavimento de la cera supone un riesgo importante para los peatones y vehículos, y un coste muy elevado debido a las características físico-químicas del material, que se adhiere al pavimento y se endurece.

El tratamiento que utiliza Lipasam para limpiar de cera las calles consiste en la aplicación de agua fría a muy alta presión a través de un camión impulsor con bomba y depósito.

Este camión está conectado a un carro con toberas giratorias desarrolladas por Lipasam, que proyectan el agua a presión sobre el pavimento para desincrustar la cera. Estas tareas se realizarán durante las madrugadas de los días de procesiones en las zonas con riesgo de accidentes, y una vez finalizada la Semana Santa, en las zonas más afectadas.

Durante la Semana Santa de 2017 Lipasam retiró la cera de más de 8.500 metros lineales y cerca de 22.000 metros cuadrados (siempre en turno de noche).

Una vez finalizada la Semana Santa se trabaja con tres equipos y a tres turnos, retirando en total la cera de más de 36.000 metros lineales y cerca de 92.000 metros cuadrados, con un consumo total de agua que superó los 1.000 m3. Los costes de retirada de cera en Sevilla se estiman en unos 78.000 euros anuales.

Investigación nuevo cirio

Para minimizar el problema de la cera, la empresa municipal ha promovido, junto a la Universidad de Sevilla, la creación de unos cirios con un nuevo tipo de cera más fácil de limpiar. En el proyecto colabora, además, la empresa sevillana Antigua Cerería del Salvador.

Este proyecto surge de la voluntad de innovación de Lipasam para mejorar la limpieza de la ciudad en todas las celebraciones, y conseguir una Sevilla más limpia, sostenible y eficiente. En este sentido, se ha desarrollado un nuevo tipo de cirio que genera menos cantidad de cera y que, además, resulta más fácil de eliminar, ya que por sus componentes es más quebradiza y menos adhesiva.

Por el momento estos cirios han conseguido reducir el vertido de cera al 50% en algunos de los prototipos diseñados y analizados de manera estática.

Actualmente, este proyecto se encuentra en la última fase de pruebas, que consiste en analizar la cantidad de cera que se vierte sobre distintos tipos de pavimentos y su eliminación por medios mecánicos. Y también se ha evitado que la temperatura de la cera fundida fuera demasiado elevada, para evitar quemaduras.

Sevilla la ciudad más limpia

Con el objetivo de aumentar la participación y la responsabilidad ciudadana con la limpieza, Lipasam ha planteado un reto a toda la población: hacer de Sevilla la ciudad más limpia.

Para conseguirlo, la empresa ha propuesto un decálogo con 10 consejos que se resumen en no ensuciar y facilitar el trabajo a Lipasam utilizando correctamente los contenedores.

Especialmente en estas fechas, Lipasam quiere que Sevilla tenga la Semana Santa más limpia, un objetivo para el que es imprescindible la colaboración ciudadana. Todas las personas interesadas pueden buscar más información en los perfiles del Reto Lipasam en redes sociales como Facebook o Twitter, compartir sus contenidos y retar a sus contactos.

Los comentarios están cerrados

A %d blogueros les gusta esto: