La Diputación de Sevilla, a través del Servicio de Archivo y Publicaciones de su Área de Cultura y Ciudadanía, ha publicado el libro ‘Pintura en las clausuras de Carmona’, un volumen con el que su autor, Antonio García Baeza, saca a la luz el patrimonio material y humano de los conventos de clausura de la localidad de Carmona, prácticamente desconocido fuera de sus muros hasta ahora.

La presentación del volumen ha tenido lugar en la carmonense Aula Universitaria Maese Rodrigo, con la presencia de la diputada provincial de Cultura y Ciudadanía, Rocío Sutil, y el autor del libro, a los que acompañaban el concejal municipal de Cultura, Ramón Gavira, y el presentador del autor, José María Cabeza, reconocido arquitecto, hijo adoptivo de Carmona, que tiene en su haber una extensa labor profesional, en la que destaca, entre otras muchas facetas, la de conservador del patrimonio, tanto desde la gestión pública como desde la docencia.

‘La Diputación de Sevilla, con el instrumento inestimable del Servicio de Archivo y Publicaciones, se marcó hace años el objetivo de investigar y difundir los más diversos aspectos de la historia de Sevilla y su provincia y ha contribuido a que se hayan abierto muchas puertas a campos de investigación nuevos y a que la calidad de los estudios sea de un extraordinario nivel. Carmona es una de las ciudades más bellas de la provincia, con un rico y extenso patrimonio cultural, artístico y monumental, en el que destacan los conventos, como espacios indispensables de la fisonomía de esta ciudad, de su historia y de su idiosincrasia’, ha dicho la diputada de Cultura.

Memoria de la privacidad

La ciudad de Carmona ha contado a lo largo del último medio milenio con una docena de conventos, de los que en la actualidad se mantienen cuatro en activo. Durante este tiempo, sus inquilinos han acumulado un interesante patrimonio material y humano que, hasta ahora, era prácticamente desconocido fuera de sus muros.

En su estudio, García Baeza trata de guardar memoria de esta privacidad, a través del análisis simbólico, histórico y artístico de una selección de las pinturas que se conservan de rejas para adentro en los monasterios de las clarisas, dominicas y agustinas descalzas.

Un conjunto de obras que han sido seleccionadas atendiendo a su carácter estético y antropológico, con intención de servir de primer acercamiento a un patrimonio frágil y en continuo peligro de desaparición.

Antonio García Baeza

Doctor en Historia del Arte y Máster en Museología, entre sus publicaciones cuenta con la monografía ‘Entre el obrador y la academia: el estudio de las artes en Sevilla durante la segunda mitad del Seiscientos’, así como con varios artículos y conferencias sobre pintura, dibujo y teoría del siglo XVII español, aunque su tema de estudios en los últimos tiempos está centrado en la figura del pintor y arquitecto sevillano, Francisco de Herrera el Mozo.

Hay que destacar también su labor como comisario en una decena de exposiciones, en las que ha pretendido poner en valor el patrimonio más desconocido de Carmona. Ha sido el responsable de la catalogación de distintos archivos públicos y privados, así como de diversas labores de conservación y puesta en valor de monumentos, además de cuantiosos estudios históricos y artísticos centrados en diferentes aspectos de la ciudad.

Con la Diputación de Sevilla colabora en el Programa de Fomento y Cooperación Cultural con los Municipios, en el que participa con una conferencia sobre la figura de Murillo, cuando se cumplen 400 años del nacimiento del artista.

 

Los comentarios están cerrados

A %d blogueros les gusta esto: