Es un juguete conocido a nivel mundial que hace las delicias de pequeños y mayores.

Es curioso que este personaje de plástico, por sí solo no ha cambiado el mundo pero sí ha contribuido al entretenimiento y felicidad de miles de personas de este planeta. El taller de Hans Beck creó un muñeco para niños que se ha convertido en una institución para los adultos también.

Esta figura que ya tiene más de 40 años de creación, ha recorrido un largo camino evolutivo a lo largo de los años. Así hemos visto sus cambios de corte de pelo, de ropa y como se han multiplicado sus accesorios en un tiempo récord.

Su secreto es haberse sabido adaptar a todos los tiempos, cuentos e historias que rodean nuestra vida cotidiana. Coleccionistas, artistas e incluso psicólogos avalan el éxito de Playmobil.

Una curiosidad importante es cómo surge. La empresa Horts Brandstatter, especializada en la fabricación de cerraduras para joyeros decide rebautizar la empresa y orientar la producción hacia el plástico.

Con la crisis petrolera de los setenta pidió al responsable de desarrollo e investigación, Hans Beck, que creara un mundo de juegos sacando el mayor partido al plástico.

Beck diseñó este personaje articulado al que agregó diferentes accesorios para que tuviera infinitas posibilidades. Pocos se imaginaban que la fabricación de estos juguetes de plástico ocuparían enseguida a la empresa a tiempo completo.

Redes sociales by Lucía Pérez

Twitter: @lucy_perezc – Instagram: @lucia_perez_070_

Lucía Pérez - Gastronomía y Moda

Comments are closed.