Gastronomía

El Panettone con la cuenta atrás más dulce

Este clásico dulce de origen italiano ese presenta en una edición limitada de 9.000 unidades que ya se puede reservar y decidir en qué semana se quiere recibir

Una de las claves del panettone de Pancracio es el tiempo. Elaborado con masa madre, se fermenta de forma natural en unas condiciones especiales de humedad y temperatura durante, por lo menos, 24 horas para conseguir la mayor esponjosidad.

El sabor y la textura del brioche contrastan con las pepitas y la cobertura de chocolate que sustituyen a las pasas y frutas confitadas de la receta tradicional. Este es otro de sus secretos, el chocolate Único bean to bar al 68%, una mezcla de las mejores habas del cacao de las variedades Criollo y Trinitario. Tiene notas ácidas, a frutos rojos, con toques ligeros tostados y de madera.

El panettone Pancracio solamente estará disponible durante la temporada navideña, lo que ha provocado en años anteriores que la edición limitada se agote a las pocas semanas de ser lanzada. El panettone luce el mismo diseño elegante que representa a todos los productos de Pancracio: la caja de fondo blanco, con su característico logo en negro y el lazo de algodón. Sarah Andelman, fundadora de Colette –la tienda concepto más famosa del mundo– la presentaba a sus clientes como “un chocolate para devorar y un envoltorio para conservar”.

Un origen de leyenda

El panettone Pancracio es el resultado de combinar las mejores materias primas, la paciencia y una receta ancestral milanesa. Su origen, como todo lo que llega de Italia, se remonta a la Roma imperial según algunos historiadores. Pero hay varias leyendas que sitúan su nacimiento a finales del siglo XV en la capital lombarda. Una de ellas comienza con una historia de amor, la de un joven rico, Ughetto degli Atellani y una humilde, Adalgisa, hija del cocinero del Duque de Milán. Para conseguir el permiso de desposar a su amada, tanto del Duque como de su –futuro– suegro, decide crear algo que sorprenda a ambos: el “Pan del Ton” (el futuro suegro se llamaba Toni) y es un éxito.

Otra historia tiene el mismo escenario pero está protagonizada solo por el cocinero. Inventó el panettone al tener que improvisar un postre durante un almuerzo navideño con los ingredientes que tenía disponibles en la despensa: harina, huevos, azúcar, pasas y frutas confitadas.

Lo que sí está contrastado es que la receta del panettone se encuentra en el libro Nuovo cuoco milanese economico de Giovanni Felice Luraschi (1853). Tam- bién está demostrado que a principios del siglo XX, dos pasteleros de Milán rivalizan por hacer popular este dulce y venderlo en toda Italia. Uno de ellos era Angelo Motta, que innova la receta dejando reposar la masa durante más tiempo.

Sobre Pancracio

Desde 2003, PANCRACIO ha querido llevar la creación artesanal al siglo XXI apoyándose siempre en tres pilares: el savoir faire de los maestros chocolateros, la búsqueda del mejor cacao y la implicación del arte –entendido como una forma de hacer– en todos sus procesos, desde la elaboración hasta la presentación. En su trayectoria, PANCRACIO, encontró la complicidad de los mejores espacios gourmet de todo el mundo como Neiman Marcus, Bergdorf Goodman, Selfridges, The Conran Shop o Harrods, que se convirtieron en su mejor escaparate internacional. En España, lo son el grupo El Corte Inglés, otras grandes superficies y emblemáticas concept y gourmet stores.

La sede y el obrador están en Valencia desde el año 2018, en unas modernas instalaciones donde confluyen tradición y tecnología. Pancracio está dispuesta a endulzar el mundo, es una marca deliciosamente inesperada.

Comments are closed.