Gastronomía

Cómo servir y comer los dulces de Navidad, según la etiqueta

La web Protocolo y Etiqueta nos da las claves y nos solventa todas las dudas al respecto en este post

Llega la Navidad y con ella los dulces típicos que inundarán nuestras mesas al final de cada almuerzo o cena.

La gran pregunta es ¿cómo debemos presentar y servir este tipo de dulces siguiendo la etiqueta de la mesa?

Símbolo de la verdadera tradición navideña, el panettone, el pandoro, turrones y polvorones ciertamente no pueden faltar en tu mesa navideña. Pero, ¿hay realmente una manera de cortar y servir estos dulces en la mesa, o fácilmente deja espacio para la improvisación y la creatividad?

Bueno, ya sabes que la etiqueta deja poco espacio para la improvisación.

Entonces, incluso en este caso, hay pequeñas reglas que deben respetarse para servir en la mesa.

Turrones

Cómo servir y comer los dulces de Navidad, según la etiqueta - Gastronomía y Moda

Los turrones van servidos ya cortados en bandejas, haremos una selección de diferentes tipos de turrón, los clásicos (blando, duro, de chocolate o de yema) no debemos olvidar colocar alguna bandeja de turrones sin azúcar.

Los turrones debido a sus consistencia permiten ser cogido con los dedos desde la bandeja central, de ahí lo depositaremos sobre nuestro platito y ya lo podremos disfrutar.

Siempre recordando que llevaremos solo a la boca el trocito de turrón que nos vayamos a comer. Nunca morder el pedazo entero y dejar el resto de lo mordido sobre nuestro platito.

Teniendo en cuenta la nueva situación de pandemia podriamos incorporar en la bandeja de los turrones unas pinzas para seleccionar con estas el pedazo de turrón que deseamos, sin necesidad de meter la mano en la bandeja del centro.

Protocolo y Etiqueta - Gastronomía y Moda

Polvorones

Mantecados y Polvorones de Estepa en estuches de edición limitada, para homenajear a quienes estuvieron y están en primera línea contra la pandemia - Gastronomía y Moda

Igual que con los turrones los polvorones se presentan en una bandeja con un surtido variado.

Podemos encontrar dos tipos de polvorones, aquellos que vienen sin envoltorio, normalmente en cajas y que nosotros colocaremos dentro de una bandeja para ofrecerlo a nuestros invitados. En este caso de nuevo para evitar que los comensales toquen los polvorones con la mano, pondremos una pincita para cogerlos y llevarlos a nuestro platito.

Los polvorones envueltos en papel los podremos seleccionar con la mano y abrir sobre nuestro platito, despedazarlos en pequeños bocaditos que nos llevaremos a la boca con la mano.

El papelito del polvorón lo dejaremos siempre dentro de nuestro platito en una de los laterales de la parte superior.

Panettone y pandoro

Cómo servir y comer los dulces de Navidad, según la etiqueta - Gastronomía y Moda

El panettone siempre debe presentarse y servirse entero en un plato para servir. Con un cuchillo de sierra.
La anfitriona será quien lo corte frente a los invitados o puede dejarlos libres para que lo corten y se sirvan ellos mismos.

Por el contrario, el pandoro, se presenta en la mesa ya cortado.

En este sentido, existen diferentes formas de cortar el pandoro, como el corte horizontal «estrella». Aunque en realidad es una presentación muy escénica pero muy poco práctica, ya que las rodajas que sobresalen siempre terminan rociando el mantel y los invitados con azúcar glas, creando así situaciones desagradables.

Mejor entonces simplemente cortar el pandoro en porciones pequeñas y colocarlas en una bonita bandeja para servir.

Ambos se comen rompiéndolos con las manos y nunca mordiéndolos.

Luego sujetando la rebanada con la mano izquierda y llevándose pequeños bocados a la boca con la mano derecha.

Panettone y Pandoro se deben servir a temperatura ambiente, para que la masa pueda conservar su suavidad natural.

Consejos de etiqueta

Recuerde siempre que los dulces de Navidad van servidos en la mesa antes de la fruta y nunca junto con el café o las infusiones.

El vino de acompañamiento debe ser siempre dulce, comer un moscatel o un brachetto y tal vez un vino seco o un champagne. De hecho, es una regla que se aplica al servir cualquier tipo de postre.

Comments are closed.