Gastronomía

The Fitzgerald Burger Company lanza una app para evitar las colas y mantener la distancia social dentro de sus establecimientos

La cadena de alimentación ha desarrollado una innovadora aplicación móvil que, una vez pase la crisis, permitirá a sus clientes hacer pedidos sin necesidad de pasar por colas, ni de pedir en caja, reduciendo así el contacto entre personas y permitiendo mantener la estricta normativa de distanciamiento social, incluso dentro de sus restaurante

La hostelería es uno de los sectores más importantes del PIB en España y también uno de los que más sufrirá los efectos de la pandemia del coronavirus una vez haya pasado la crisis. Un estudio de Bain & Company y EY ha descartado que los bares y restaurantes vuelvan a su normal operativa en lo que queda de 2020.

Se espera que el sector pierda un 40% de la facturación anual por la cuarentena y con las medidas que se implanten una vez podamos salir a la calle, donde faltará aún mucho para permitir las aglomeraciones. De hecho, durante este confinamiento, sólo aquellos bares o restaurantes que sirven comida a domicilio siguen en funcionamiento, el resto se mantiene cerrado desde que el Gobierno de España decretara el Estado de Alarma hace ya más de un mes.

A pesar de su importancia en términos de producto interior bruto, la hostelería representa un 6,2% del PIB de España, el sector es particularmente frágil y vulnerable a ciclos y choques económicos, como la actual crisis de la Covid-19 debido a la alta fragmentación de sus empresas, los reducidos márgenes de beneficios, los bajos niveles de capitalización o la poca liquidez de las pymes que forman su tejido empresarial.

Esta fragilidad se manifiesta especialmente ante escenarios de incertidumbre como el actual. Todavía se desconoce la fecha exacta de reapertura, que según parece se hará de manera desescalada y no afectará a todos los establecimientos de la misma forma. Según el estudio de Bain & Company y EY más de 340.000 trabajadores del sector perderán su trabajo y las pérdidas ascenderán a los 48.000 millones de euros.

The Fitzgerald Burger Company lanza una app para evitar las colas y mantener la distancia social dentro de sus establecimientos - Gastronomía y Moda

Por mucho que el mensaje de ‘llenar los bares’ esté cundiendo en las redes y sea la mejor terapia para una industria con la moral tocada, está claro que los restaurantes retornarán su actividad con un futuro muy incierto. Sin saber aun cuándo acabará el encierro, los sectores de la hostelería y el comercio, parados desde que se decretó el estado de alerta, ya estudian cómo podría ejecutarse su vuelta a la actividad.

Para afrontar un futuro tocado por la caída del consumo llega un nuevo orden gastronómico que exigirá creatividad empresarial, más allá de las estrictas medidas de higiene, aforo y distanciamiento social que deberán adoptarse.

Las empresas hosteleras se enfrentan a varios retos, por un lado el hecho de que los potenciales comensales tendrán menos dinero en el bolsillo y más miedo de gastarlo. Eso sin tener en cuenta el factor psicológico que implicará volver a socializar tras semanas de confinamiento por razones sanitarias.

La cadena de alimentación The Fitzgerald Burger Company, con seis locales repartidos en Valencia, Castellón y Alicante, ha desarrollado una innovadora aplicación móvil que, una vez pase la crisis, permitirá a sus clientes hacer pedidos sin necesidad de pasar por colas, ni de pedir en caja, reduciendo así el contacto entre personas y permitiendo mantener la estricta normativa de distanciamiento social, incluso dentro de sus restaurantes.

“Esta crisis va a generar clientes mucho más exigentes, con una mayor sensibilidad por la seguridad alimentaria, por eso, hay que potenciar el factor de la confianza entre el cliente y el restaurante” afirma Carlos Gelabert, cofundador junto a su hermano Mario de esta cadena de hamburgueserías.

The Fitz App

Para adaptarse a las necesidades del nuevo escenario social han desarrollado the Fitz App, un nuevo software propio que posibilitará consumir sin peligros y también mejorará las operaciones y el control en todos sus establecimientos. «En la operativa de un restaurante es muy difícil mantener la distancia de seguridad, cuando pides tu comida estás a menos de un metro del staff, también cuando te sirven o te recogen, por no hablar de las colas que se producen en los mostradores”, asegura el empresario. «Sin embargo, con la aplicación conseguimos evitar todos esos puntos de contacto, minimizando cualquier eventual contagio. Con este nuevo método, una persona puede pedir desde su mesa, pagar a través del móvil, y recoger en la barra sin tener contacto con nadie”.

Pero la app no será la única medida que tomarán desde la compañía cuando puedan abrir sus locales. Entre las nuevas disposiciones que llevará a cabo se incluyen la desinfección de todos sus restaurantes antes de la fecha de reapertura, la realización de la prueba de detección del covid-19 así como mediciones de temperatura a todo su personal diariamente, la utilización de guantes y mascarilla, una reducción de su aforo en un 50%, un aumento de la limpieza estratégica y formas para comunicar todos estos cambios y mejoras adaptadas al nuevo escenario, a través de la cartelería de los restaurantes o mediante el reparto de flyers explicativos en los pedidos.

The Fitzgerald Burguer and Company - Gastronomía y Moda

Como tantas otras compañías, The Fitzgerald Burger Company continúa desarrollando ideas para poder volver a funcionar. “Tenemos que aprovechar este tiempo para actualizar nuestro trabajo. Debemos cambiar para ser más eficientes y ahora es el momento de invertir ese tiempo que luego no tendremos”, dice Carlos. La hostelería tiene que prepararse para afrontar un futuro diferente tras el coronavirus. Aunque vayamos a estar todavía un tiempo sin poder tocarnos, ¿quién no tiene ganas de disfrutar de la atmósfera de su restaurante favorito?

Comments are closed.

Abrir chat
1
Hola 👏🏻 ¿En qué puedo ayudarte?